Alternativas alimentarias al uso de dióxido de titanio.

¿Por qué se ha utilizado el dióxido de titanio como aditivo alimentario?


Porque el dióxido de titanio tiene características que lo convierten un agente blanqueador indiscutible, no solo ess utilizado en la industria alimentaria, sino también en la fabricación de papel, pinturas, yeso y procesamiento de plásticos.


Conforme la Research And Markets manciona que el mercado de agentes blanqueadores se estimó en $728,6 millones de dólares en 2018 y se prevé que crezca a una TCAC del 5,5%, hasta alcanzar los $953,8 millones de dólares para 2023, esto por la exigencia del consumidor de excelencias propiedades organólepticas y nutricionales. El mercado está impulsado por factores como el aumento del consumo de pan y otros productos relacionados con el pan.


Sin embargo, la prohibición de ciertos agentes blanqueadores de harina en algunos países es un factor restrictivo importante para el mercado de agentes blanqueadores, ya que los agentes blanqueadores como el bromato de potasio y el yodato de potasio y ahora el dióxido de titanio ya que han mostrado un impacto adverso en la salud humana.


¿Cómo actúan el sulfato y carbonato de calcio para satisfacer las expectativas del mercado y de los consumidores?

Otro blanqueador que se ha puesto en la mira es el dióxido de cloro ya que proporciona un efecto blanqueador instantáneo a los productos de papel de fuentes vegetales.


También actúa como un controlador microbiológico específico en la industria de alimentos y bebidas, para lavar frutas y verduras, para la elaboración y embotellado, para el procesamiento de pescado y carne y en productos lácteos. De este producto hablaremos en la próxima nota.





Referencia.

Dr. Harnisch. Food Marketing & Technology. White Science - A Pragmatic Solution for Replacing Titanium Dioxide


























6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo