¿Qué son los trihalometanos? ¿Cómo se evitar o en su caso eliminar?

Actualizado: abr 28

Además de in-activar microorganismos, los desinfectantes químicos como el cloro también reaccionan con la materia orgánica natural y el ion bromuro en el agua para formar numerosos subproductos de desinfección (DBP), que han sido implicados como mutágenos humanos, carcinógenos y teratógenos (Hamidin et al., 2008 ).



Los trihalometanos (THM) y los ácidos haloacéticos (HAA) constituyen los principales DBP halogenados actualmente regulados en el agua potable, y representan aproximadamente la mitad de la concentración total de haluro orgánico (TOX).


Los trihalometanos (THM) y los ácidos haloacéticos (HAA) son DBP comunes en aguas cloradas y cloraminadas.


El bromato es un subproducto de la ozonización en agua con alto contenido de bromuro.

El clorito es un producto de degradación del dióxido de cloro. Otros DBP de cloración incluyen hidrato de cloral, halopropanonas de haloacetonitrilos y cloropicrina.


El cloruro de cianógeno es un DBP único en aguas cloraminadas. Los aldehídos, cetoácidos y ácidos carboxílicos son subproductos orgánicos comúnmente detectados en aguas ozonizadas.


La cantidad y proporción de THM en el agua dependerá de la cantidad de cloro añadido, cantidad de materia orgánica, y concentración de bromuros del agua, pH y temperatura.


A diferencia de los halógenos como el cloro y el bromo, el dióxido de cloro funciona como un oxidante altamente selectivo debido a su exclusivo mecanismo de transferencia de un electrón.


Los productos finales de desinfección y/o degradación del dióxido de cloro son clorato y compuestos de clorito. La proporción de clorato y clorito producido depende de la concentración de la solución de dióxido de cloro aplicada y la fotólisis o exposición del agua que contiene dióxido de cloro a la luz solar.


¿Por qué el dióxido de cloro no produce THM y HAA?


Los trihalometanos (THM) se generan durante la desinfección del agua debido a la reacción del cloro con la materia orgánica presente en el agua.


En esta reacción se reemplazan tres de los cuatro átomos de hidrógeno del metano (CH4), presente en la materia orgánica, por átomos halógenos del desinfectante, cloro o bromo.

El dióxido de cloro ataca los centros ricos en electrones de las moléculas orgánicas, donde se reduce a iones de clorito. En términos químicos, el átomo de oxigeno de la molécula de dióxido de cloro tiene la capacidad de aceptar hasta 5 electrones de las moléculas orgánicas y de esta forma se reduce a cloritos, cloratos y hasta cloruro, esto quiere decir que el átomo de cloro que está en molécula de dióxido de cloro se mantiene estable y no disponible para formar otros compuestos como los THM.

11 vistas0 comentarios